Designed by Domingo
Wolf Ruvinskis Quien se ha atrevido a poner en marcha muchos de sus sueños

  Hablar de Wolf Ruvinskis no es fácil,  habría que llenar páginas enteras para poder definir su personalidad y las múltiples facetas de su vida.  Ni aún él es capaz de resumirla, sin embargo, nuestra plática comenzó refiriéndose a una parte de su existencia que todos desconocemos y que él afirma también aún desconocer de sí mismo.

Nacido en Letonia, desde muy pequeño, Wolf Ruvinskis fue llevado a la Argentina donde se crió y pasó los primeros veinte años de su vida.  En ese país se inclinó por el deporte, especialmente por el fútbol y la lucha, llegando a ser campeón de lucha grecorromana en el año de 1938 y luchador profesional desde 1942.  Jugó además en los equipos de fútbol  "Millonarios de Bogotá" e "Independientes de Santa Fe".  Como luchador viajó a varios países en los que se presentaba con nombres diferentes:  "Iván Caduk" en Ecuador; "Boris Wolf" en Perú;  "Guillermo López" en el sur de los E. U., y en el norte "Peter Cortez". Luchó por todas partes y se destacó siempre, haciéndose director de educación física de la policía en Colombia durante aproximadamente año y medio. De estas experiencias, escribió un libro sobre defensa personal y fue accionista y actor de la primera película rodada en Colombia con el titulo:  "Bambucos y corazones", y estrenada hacia 1944.

Todo comenzó en Argentina cuando Wolf Ruvinskis era niño. Él y un amigo peleaban en un redondel de arena de 6 o 7 metros de diámetro en la Plaza de la Constitución.  "mi amigo y yo hacíamos como que luchábamos y la gente se reunía los lunes y los viernes, para vernos, y nos pagaban hasta $1.50 cada vez que nos presentábamos..."  Así comienza su gran afición por la lucha y por los deportes en general.  A los 17 años, nos dice: "por casualidad un amigo me llevo a la Asociación Cristiana de Jóvenes en donde enseguida me hice socio del club y me distinguí como campeón de luchas. El gimnasio era muy grande y se podía practicar de maravilla, lo gracioso era que el gran equipo de luchadores de la Asociación Cristiana de Jóvenes estaba integrada en el 80% por jóvenes judíos".

Gran parte de la vida de Wolf Ruvinskis fue el deporte y habiendo logrado varios campeonatos tanto nacionales como metropolitanos, lucho con los pesos completos y campeones del mundo.  Realizo multitud de giras por el mundo y en varios países se quedo a radicar meses enteros.  Sin embargo un golpe recibido en alguna de sus luchas lastimo su columna e hizo que la actividad que llevaba a cabo disminuyera. Sin embargo Wolf mantuvo siempre el deseo de hacer cosas, de salir adelante en la vida. A México llego en el año de 1946.  Ya estando aquí, estudió actuación con el maestro Seki Sano, iniciandose profesionalmente en la escena dos años mas tarde.  Pero ¿cómo llega con este insigne maestro formador de generaciones y generaciones de actores mexicanos de los años 40 y 50? estando Wolf en el gimnasio, se acerco a el león escobar, un empleado de banco y secretario de Seki Sano, quien lo invitó a conocer su escuela de teatro y desde entonces se integró a estas maravillosas clases de actuación y fue seleccionado para hacer un sinnúmero de personajes de primera línea en las obras teatrales en las que participo. Seguramente muchos aún recuerdan sus éxitos en: "Un tranvía llamado deseo", "La dama y la fiera", "el estupendo cornudo", "Ana Cristhy", "Panorama desde el puente", y "camino desde roma" entre muchas otras. En 1952 Wolf Ruvinskis obtuvo la nacionalidad mexicana y aquí entre nosotros decidió quedarse realizando obra tras obra y sus magnificas actuaciones, no sólo dentro del teatro sino también en el cine.  Entre las 140 películas donde trabajó se destacaron: "La isla de los hombres solos", "La bestia magnifica", "Pepe el toro", "El medallón del 13", "Los tigres del ring", "A media luz los tres",  y "Los pistoleros famosos".

Hoy en día Wolf Ruvinskis sigue deseoso de actuar pero le falta un hombre: Seki Sano, un director como el que le permita al actor que el sentimiento llegue, poco a poco y no inventarlo de un momento a otro.  El actor debe entender y verdaderamente crear a su personaje, ya que el actor es lo más importante dentro del teatro, el director es quien lo moldea y lo va llevando con la inteligencia propia que el director debe hacerlo al concebir a ese actor dentro de la totalidad de los demás personajes y de la obra en su conjunto.

Pero esto no es todo en la vida de Wolf Ruvinskis, los sueños han sido los compañeros más importantes, tanto para su vida como para su creación artística.  Los sueños que le han ayudado a buscarse a si mismo y a encontrar las facetas de la existencia que siempre deseo poseer.  Y aquí hablamos de esos sueños que a veces escapan a la voluntad y a la responsabilidad de quien los sueña, pero que a la vez conforman una especie de dramaturgia de lo que uno desea hacer de uno mismo.  Así Wolf llevo a cabo sus sueños a través de la lucha, del deporte, de sus personajes teatrales y cinematográficos y también de la magia, la prestidigitación y los actos telepáticos tan aplaudidos por muchos de nosotros en aquel, su muy conocido restaurante "El rincón gaucho". ¿Quién no lo recuerda por aquellos días en que representaba sus actos de magia impecables y el manejo de cartas, a través de las cuales creaba la ilusión de lo verdadero haciéndonos sentir que lo que veíamos era más que real, más que cierto?
Y ¿cómo llegó Wolf a ser restaurantero, cantante, mago, prestidigitador y espléndido animador de su propio negocio?


En su afán de autoconocimiento y con el fin de lograr la comprensión de si mismo, acudió al psicoanálisis, con el cual ha analizado todas sus experiencias y su transcurrir, perro como el mismo nos comenta: "esto del psicoanálisis costaba mucho dinero y yo tenia la necesidad de conseguirlo a como diera lugar, y así fue como decidió abrir el negocio de restaurante, el cual no conocía en absoluto pero me dio un esplendido resultado.  Pude pagar mi análisis y abrí una nueva faceta en las actividades de mi vida".

Sorpresa tras sorpresa ha sido la vida de Wolf Ruvinskis, y algo que no hemos dicho es que recientemente obtuvo la Medalla Virginia Fábregas de la Anda por 25 años de actuación en 1986 y el premio como el mejor actor de 1988 de la Unión de críticos y Cronistas de Teatro.  pero lo que aun nadie sabe, o tal vez solo sabemos algunos de sus buenos amigos, es que Wolf actualmente escribe, escribe cuentos a través de los cuales refleja su ser y su vida y lo que de la vida se filtra en su pluma.  Escribe acerca de sus experiencias vitales, de su sentir y de las conclusiones de ese sentir.  ¿Publicará Wolf Ruvinskis un libro con todas estas conclusiones vitales?  "sí, haría un libro de todo esto, siempre y cuando logre ser una enseñanza para los demás, de otra manera no me interesa"

Aun así, esperamos tener pronto en nuestras manos su libro de cuentos.  Mientras tanto, la revista foro felicita a Wolf Ruvinskis por toda la riqueza y versatilidad de su vida, y sobre todo por haber puesto en marcha muchos de sus sueños.


                                                                                                                    Andrea Montiel


                                                                                                                 Texto publicado en la
                                                                                Revista Foro de la vida judía en el mundo
                                                                                                                         1990-1991  Vol 2
Andrea Montiel Rimoch
Andrea Montiel Rimoch
Taller Tinta Libre
Biografías
Eventos
Colaboraciones
Page by Domingo