Designed by Domingo
Susana Alexander: vitalidad incansable


Desde que conocí por primera vez a Susana Alexander actuando en algún teatro de nuestra ciudad y de cuyo nombre no puedo acordarme, quedé profundamente sorprendida tanto por su actuación, como por su vitalidad incansable. Toda energía toda movimiento, toda risa o lágrimas Susana Alexander, arriba o fuera del escenario, siempre está presente con la gran plenitud y entusiasmo que la caracterizan.

Desde muy niña comenzó a actuar, inquietud heredada de Brígida Alexander, su madre, quien seguramente fue la causante directa de que el gusanito del arte dramático le entrara por las venas a su hija. De pequeña, nos dice, "me divertía muchísimo y aún hoy, me sigo divirtiendo. Todo comenzó jugando, representando  obras con sus amiguitos de infancia y para regocijo de quienes presenciaban las escenas. Desde que tenía 6 años de edad, apareció en la televisión junto con el actor Luis Aragón. Cuando cumplió 12 años, debutó en el cine norteamericano con: "Sheila, Queen of the Jungle". Su primera actuación teatral en nuestro país la hizo en "Ejercicio para Cinco Dedos" de Peter Schaefer.

Susana nació en México, y por muchos años ha vivido en la colonia Condesa, en la cual sigue habitando. Estudió Literatura Dramática en la Universidad Autónoma de México y en el "Actor's Studio de México" dirigido por el maestro Dimitrio Sarras. En 1976 fue becada por la Asociación Nacional de Actores para estudiar en Cardiff, Gales, Inglaterra y en algunas universidades británicas presentó tres obras show y un recital de poesía en español. Obtuvo el diploma de postgrado en Estudios Teatrales y en Drama en la Educación.

El teatro para Susana Alexander es uno de los más importantes medios de comunicación de los seres humanos, por eso en su afán de comunicación constante siempre ha estado en él y ha dedicado su vida por completo a él. Susana actúa, dirige, traduce los textos de las obras, a veces las ha producido y coordinado integralmente. Cuando pisa el escenario se siente más segura pues es ahí, en el escenario, donde siempre se sabe lo que sucederá y es posible dominarlo todo. En cambio en la vida uno difícilmente sabe lo que el futuro depara, aún el más cercano.

Susana ama cada una de las obras que ha escenificado, pero en especial aprecia "Las Cuatro Estaciones" de Arnold Wesker, "El Primero" de Israel Horovitz y "Stephanie" de Tom Kempinsky. También ha tenido y sigue teniendo infinidad de apariciones en la televisión en telenovelas, recitales poéticos y programas cómicos. Ha montado en diversas instituciones culturales de toda la República, espectáculos creados por ella misma: "Si me permiten hablar” con poesía de mujeres latinoamericanas; "Viaje al corazón de las palabras" y "Práctica de vuelo" con textos de nuestro poeta Carlos Pellicer y un show inolvidable, que seguramente algunos de nosotros le vimos actuar hace algún tiempo: “Susana Alexander en des-concierto".

A Susana le gusta acercarse a la gente, pero no como muchos actores, para ser vista o admirada, sino para convivir, comunicarse y trabajar con ella. Así, se ha incorporado a programas educativos y ha lado multitud de pláticas en escuelas, universidades, hospitales, casas le cultura y bibliotecas públicas a lo largo y ancho de la República: "Me gusta trabajar con estudiantes, jóvenes y niños, porque es de ellos donde es posible sembrar algo y despertar la inquietud por el saber, a reflexión y el arte. Me gusta despertarles el gozo por la lectura, quitándoles la idea de que los libros son aburridos. Me gusta mostrarles que el libro es toda una revelación y un buen amigo si realmente aprendemos a leerlo.

Por su dedicación y entusiasmo, Susana ha sido aplaudida por muchos públicos, premiada en varias ocasiones por las diversas agrupaciones especializadas en teatro y televisión. En 1982 le fue concedido el "Gran Premio de Honor" que otorga la Asociación Mexicana de Críticos de Teatro y entre sus más recientes premios están el de su papel en la telenovela "La Traición" y en teatro, junto con Carmen Montejo, su actuación en la obra "Buenas Noches, Mamá".

Susana Alexander siempre está llena de planes, de proyectos, de sorpresas. Próximamente estrenará un espectáculo concebido por ella y al cual tituló: "Gracias a la Gente". En él reúne todo ese cúmulo de poesía que la gente que ha encontrado a su paso tiene y le ha obsequiado con el tiempo.

Y para terminar, se me ocurrió preguntarle a Susana: ¿De dónde te sale toda esta vitalidad incansable? A lo cual me respondió: "Alguna vez le escuché a una señora una frase que hice mía: Te doy gracias Señor por no haberme dado todo en la vida, y así es, pues es en la búsqueda de mis sueños donde encuentro la energía que hace a mi corazón latir y latir y latir".


                                                                                                                   Andrea Montiel

                                                                                                                Texto publicado en la
                                                                               Revista Foro de la vida judía en el mundo
                                                                                                                         1990-1991 Vol.2
Andrea Montiel Rimoch
Andrea Montiel Rimoch
Taller Tinta Libre
Biografías
Eventos
Colaboraciones
Page by Domingo