Designed by Domingo
MIRIAM NEUMAN y su obra



                                                    Los trabajos manuales fueron siempre un gozo para
                                                    Miriam Neuman hasta que la escultura llegó a su vida.
                                                    Entre sus maestros más importantes están:  Margarita
                                                    Zamora, Waldemar Sjolander, Edith Adi, Eva
                                                    Marcovich, Eduardo Nasta Luna y Porfirio del Olmo.
                                                    Muchas son las técnicas y materiales con los que
                                                    Miriam Neuman ha trabajado: plastilina, barro, yeso,
                                                    cerámica, madera, resinas, cristal y bronce.  Es a través
                                                    de estos materiales que surgen los temas que la han
                                                    llevado por diferentes caminos: desde la representación
                                                    figurativa en los inicios de sus trabajos escultóricos,
                                                    hasta la libertad y ligereza de las formas abstractas con
                                                    las que actualmente se expresa.

                                                    Cuando Miriam inicia cada obra, siempre atiende a sus
                                                    sensaciones y a los llamados de su voz interior, ya que como  
ella misma dice: “del alma surgen los espacios, las formas que nos mueven y nos hacen  
sentir”.

Al trabajar la cerámica siente un placer infinito, ya que al moldear con sus manos el barro,  
al igual que la madera, a través de sus sentidos experimenta gran parte de los elementos  
vitales y un especial contacto con el mundo que la rodea.

Partiendo del pequeño formato, Miriam advierte la escultura de tamaño monumental. Una  
convocatoria de la Delegación Miguel Hidalgo le hace ganar por concurso la realización de la  
obra.  Así inicia un arduo trabajo técnico que la lleva a proyectar su primera escultura  
urbana. Primero, concebirla en un armazón de hierro, después calcular sus nuevas  
dimensiones y modelarla con plastilina.  Más adelante, cortarla en partes y fundirla en  
hornos de ladrillo hasta ser sembrada en el sitio donde muchos ojos la admirarían.  Su pieza  
intitulada “Jugando”, ahora de 2 metros 20, es inaugurada en 1982 en el Bosque de  
Chapultepec, “Jardín de Escultores, Tercera edad”.  Cinco años más tarde, esta misma obra  
se funde de nuevo y es instalada en los Estados Unidos en “One Park”, Chulavista estado de  
California.

Ya para 1988, y por invitación del Instituto Científico Weizmann en Rejovot, Israel, trabaja  
su pieza llamada ESPIRAL, un bronce de 2 metros 10, que se decide ubicar entre los  
edificios de Investigación de Energía Solar del Instituto.

En homenaje a su padre, Miriam esculpe en 1993 Eternidad, una pieza de bronce de  
pequeño formato que dos años más tarde es realizada en Israel en piedra de Jerusalén y  
con 5 mts. de altura.  La obra se encuentra hoy en día en Moddin, en el Bosque de la  
Amistad México-Israel.













                                                                                          Palabras de Andrea Montiel
                                                                                                para el video presentado
                                                                 en el Centro Deportivo Israelita en 1999.
                                                                   
Andrea Montiel Rimoch
Andrea Montiel Rimoch
Taller Tinta Libre
Biografías
Eventos
Colaboraciones
Page by Domingo