Designed by Domingo
LUIS RICAURTE /ANDREA MONTIEL
            gráfica        y         poesía

























































































Quiero parir a Dios
darle un cuerpo
a imagen y semejanza mía
y después de abandonar la humedad primaria
como primogénito de la luz
le colocaré sobre la tierra.

Se alumbrará con fuego
y habitará el viento
junto al desamparo y la añoranza.

Le dejaré solo.

Le haré creer que vive entre los otros
para que pruebe eso de ser hombre.

Le prohibiré aceptar libre albedrío
para la guerra.

Le enseñaré que el amor se encuentra
en los cuatro puntos cardinales.

Entonces Dios sabrá lo que hizo
durante su creación del día séptimo.

Dividiré su cuerpo en nueve partes:
ojos,  manos,  boca,  oídos
olfato,  piel y vientre
sexo y pies en vez de alas.

Otras tres partes obsequiaré a Dios
a imagen y semejanza mía.
Tres confusas partes
para que viva,  piense y sienta.

También un corazón inmenso
y todo el calor y el frío
el remanso y el mareo
para que busque rumbos
como nosotros los buscamos.

Tres partes y nueve cuerpos en su cuerpo
para que nazca a imagen y semejanza nuestra.

Después le mostraré la luz y lo sombrío
en donde el tiempo corre
alba, ocaso y crepúsculo sin riendas.

Ahí lo ubicaré para que flote
a todo lo largo del espacio
y en todas direcciones.

A los lados del vacío.
Lleno de todo y nada.

Lleno de silencio.






































































los aparadores
los maniquíes con la mano en el sexo
la luna a punto de nacer en el cielo raso
el jazz cachondo en el cuadrante del radio
la ciudad que descansa su pestilencia en la madrugada
un tullido que busca el pan en mitad de las avenidas
las putas que cabalgan en camas de hoteles de mala muerte
las chispas de las barredoras nocturnas sobre el asfalto de las
vías
los merolicos que apartan esquinas para descansar el sueño
las luminarias de farolas fundidas
su rostro que me persigue el pensamiento cuando llego a
casa
el llanto del cello que Casals ejecuta
mi digestión hecha pedazos
mi corazón que espera el momento del infarto
la montaña de ideas que enturbian mi descanso
el asco en mi paladar rasposo
el desorden de espejos que reflejan mi rostro
los recuerdos inhóspitos que toman turno
y se apoderan de este insomnio
el dolor en los pasos
las uñas rotas
el tedio
el regreso de otro día.
De nuevo las calles
la mañana turbia
el transitar entorpecido.

Él en mitad de mis ojos.









































LUIS RICAURTE /ANDREA MONTIEL
            gráfica        y         poesía
Andrea Montiel Rimoch
Andrea Montiel Rimoch
Taller Tinta Libre
Biografías
Eventos
Colaboraciones
Page by Domingo