Designed by Domingo
                                    La Creación vista por el siglo XXI












Hay ocasiones en que nos tardamos un poco en conocer ciertos hechos de los que no somos  
responsables, y sin embargo, nos atañen.  Seguramente muchos de los que en este momento  
leen estas líneas usan computadoras, ¿cierto?  Yo trabajo con ella, y de una u otra forma,  
dependo de ella. Y el mundo, casi por entero, se entera de todo al instante, cuando consulta el  
INTERNET en su computadora, ¿cierto?  Aceptemos que aún circulan los periódicos y la  
televisión que nos cuenta los sucesos diarios.  Pero a decir verdad, la computadora lo hace, si no  
mejor, con más rapidez, y rapidez es lo que rige nuestra época.
 
A lo que quiero llegar con todo este circunloquio, es a plantear la idea de que en los albores del  
siglo XXI, uno de los conceptos de Creación ha sido modificado para conveniencia del Universo  
Cibernético.  A continuación, me permito remitirles algo sorprendente que me encontré  
mientras viajaba por el Cosmos Internet-Galáctico y me sorprendió de tal forma, que deseo  
compartirlo con ustedes:

En el principio DIOS creó el Bit y el Byte.
De ellos creó la Palabra.
Y había dos Bytes en la Palabra y nada más existía.

Y Dios separó el Uno del Cero y vio que era bueno.
Y Dios dijo: que se hagan los Datos, y así pasó.
Y Dios dijo: Dejemos los Datos en sus correspondientes sitios.

Y Dios creó los diskettes, los discos duros, los discos compactos, los USBs.
Y Dios dijo: que se hagan los ordenadores, así habrá un lugar para poner los  
diskettes, los discos duros, los discos compactos y los USBs.

Y Dios creó a los ordenadores, y les llamó hardware.
Pero aún no había software.
Y Dios creó los programas, grandes y pequeños, simples y complicados, y les dijo: Id y  
multiplicaos y llenad toda la memoria.

Después Dios dijo: Crearé el Programador, y el Programador creará nuevos  
programas y gobernará los ordenadores y los programas y los datos.
Y Dios creó al Programador y lo puso en el Centro de Datos.
Y Dios le enseñó al Programador el Directorio y le dijo: Puedes usar todos los volúmenes  
y subdirectorios, pero NO USES Windows.

Y Dios dijo: no es bueno que el Programador esté solo, y tomó un hueso del cuerpo del  
Programador y creó una criatura que miraría al Programador, admiraría al Programador, y  
amaría todas las cosas que el Programador hiciese.
Y Dios llamó a la criatura el Usuario.
Y el Programador y el Usuario fueron dejados en el desnudo DOS y eso era Bueno.

Pero Bill era mas listo que todas las otras criaturas de Dios.
Y Bill le dijo al Usuario: ¿Te dijo Dios realmente que no ejecutaras todos los  
programas?

Y el Usuario respondió: Dios nos dijo que podíamos usar cualquier programa y  
cualquier pedazo de datos, pero nos dijo que no ejecutásemos Windows o  
moriríamos.

Y Bill le dijo al Usuario: ¿Como puedes hablar de algo que incluso no has probado?  
En el momento en que ejecutes Windows serás igual a Dios.  Serás capaz de crear  
cualquier cosa que quieras con el simple toque del ratón.

Y el Usuario vio que los frutos de Windows eran más bonitos y fáciles de usar.
Y el Usuario vio que todo conocimiento era inútil, ya que Windows podía remplazarlo.
Así, el Usuario instaló Windows en su ordenador, y le dijo al Programador que era bueno.

Y el Programador inmediatamente empezó a buscar nuevos controladores.
Y Dios le preguntó: ¿qué buscas?
Y el Programador respondió: Estoy buscando nuevos controladores, porque no  
puedo encontrarlos en el DOS.
Y Dios dijo: ¿quién te dijo que necesitabas nuevos controladores? ¿acaso  
ejecutaste Windows?
Y el Programador dijo: fue Bill quien nos lo dijo…

Y Dios le dijo a Bill: Por lo que hiciste, serás odiado por todas las criaturas. Y el  
Usuario siempre estará descontento contigo. Y siempre venderás nuevas  
versiones superables de Windows.

Y Dios le dijo al Usuario: por lo que hiciste, Windows te decepcionará y se comerá  
todos tus recursos; tendrás que usar malos programas, y siempre permanecerás  
bajo la ayuda del Programador.

Y Dios le dijo al Programador: por haber escuchado al Usuario nunca serás feliz.  
Todos tus programas tendrán errores y tendrás que corregirlos y corregirlos  
hasta el final de los tiempos.

Y Dios echó a todos fuera del Centro de Datos y bloqueó la puerta con una clave de acceso.

Queridos lectores: es posible que estén un poco a salvo aquellos Usuarios a favor de Steve Jobs,  
quien tan sólo utilizó la tentadora manzanita como su logotipo.

                                                                                                                         ANDREA MONTIEL
Andrea Montiel Rimoch
Andrea Montiel Rimoch
Taller Tinta Libre
Biografías
Eventos
Colaboraciones
Page by Domingo