Designed by Domingo
INGRID FUGELLIE  y el paisaje urbano mexicano





                                                                                                                                                                   Ciudad vándala,    
                                                                                                                                                                                            fósil
                                                                                                                                                 presuntuosa irrespirable
                                                                                                                                                                             D.F iéndete
                                                                                                                                                    tienes muchos rincones
                                                                                                                                   donde parece que no te quieren.
                                                                                                                                                               Andrea Montiel









La pintura, actividad donde el ser humano se manifiesta recreando la naturaleza, los  
rostros, las siluetas, las situaciones que le rodean o lo que vive en su mundo interior, se ha  
plasmado durante muchos siglos en las obras de multitud de artistas que se expresan a  
través de formas, texturas y colores.

     El arte de pintar, tiene su lenguaje en los pinceles, los carbones, el lápiz; se ha vertido  
en lienzos, papeles, muros, bóvedas; ha utilizado el colorido, las veladuras, las luces y las  
sombras, y nos habla de infinidad de facetas de la realidad como interpretada por quien la  
expresa con diferentes estilos y recursos.

     Así, se da a conocer la obra de Ingrid Fugellie, pintora chilena que ha compartido  
algún tiempo entre nosotros y ha realizado una serie de trabajos a manera de homenaje al  
paisaje urbano de México.

     En sus cuadros que surgen como una necesidad de registrar su estancia y experiencias  
en nuestro país, utiliza diversas técnicas mixtas incluyendo el pastel, las tintas y el collage.  
En ellos aparecen multitud de ventanas, balcones, cúpulas, campanarios faroles,  
caprichosas formas de edificios y estructuras arquitectónicas que se encuentran a cada  
paso en las calles del Distrito Federal y algunas de nuestras provincias.  Aparece la  
vorágine de la gran ciudad, entre fachadas de muros coloridos, el trafico excesivo, el  
humo, el caos, todo en fusión y movimiento, lleno de ruido, pero también de silencio.   
Están los cielos en momentos distintos, con diferentes atmósferas, y a diferentes horas del  
día, obras que reflejan soles de mediatarde y obras nocturnas habitadas por la luz  
mercurial.

     Desde siempre Ingrid Fugellie ha habitado la pintura y la pintura a ella, en su  
inquietud de cada día, siempre comenzando, como decía pablo Neruda cuando se le  
preguntó: ¿porque escribe?  "para no morir".   Y para no morir aparece el trabajo creativo  
de muchos seres humanos, de multitud de artistas, que como Ingrid, han decidido buscar  
el camino, no en lo externo, sino en su interior, en la vía del autoconocimiento y de la  
plena expresión.

     Para lograrlo, Ingrid afirma que es importante el desarrollo de una tarea sostenida,  
tenaz, sistemática.  Para ella es fundamental trabajar con disciplina y rigor, con una  
actitud furiosa y a la vez calmada, hasta lograr que cada cuadro hable reflejando el sentir  
de su creador.

     Ingrid siempre está experimentando con distintos materiales y técnicas que disfruta a  
plenitud hasta agotar sus posibilidades.  Cuando trabaja, sobre todo le atrae el uso de los  
materiales menos sofisticados: los lápices, las tintas, los cartones, los distintos papeles, los  
gises, las crayolas y los gouaches.  Cualquier cosa o suceso es tema para pintar: su vida  
África, en Egipto, o en muchas otras partes del mundo.  El convivir con los niños o los  
viejos;  el haber cruzado alguna plaza, alguna calle que con el tiempo se hizo para ella  
inolvidable.  Tema es todo lo que la circunda, lo más próximo, lo más concreto, las flores,  
un árbol, los tendederos, los objetos primordiales, sillas, mesas, botellas, canastos y en  
México, los automóviles, las iglesias, las fachadas, lo citadino y la provincia.

     Ante el papel en blanco o un lienzo vacío, percibe la vida en sus diferentes niveles.  Se  
siente a sí misma como mujer, como esposa y madre, habitando el ocaso de un siglo que  
unió a la humanidad con grandes guerras.  Se siente en su condición de extranjera,  
siempre errante, y dejando seres queridos en todas partes del planeta. Siente que se le  
agolpa la vida en los pinceles, o en los lápices, o en cualquier material que tenga entre las  
manos, y lo más importante, siente la libertad, esa libertad indispensable y requisito  
fundamental para la actividad creadora y la expresión, sólo con esa libertad es posible   
luchar de la mano con el oficio hasta lograr una obra de arte.

     Así, Ingrid Fugellie, en la serie de trabajos de "El paisaje urbano mexicano",  lucha con  
los pasteles, la tinta, y los lápices;  recorre calles, esquinas y callejones, pero sin hacer  
aparecer vida alguna en los rincones donde se detiene, pareciera como si espiara algo,  
como si quisiera adentrarse en los secretos escondidos atrás de las ventanas, y aunque no  
se atreve a hacerlo, ahí está con su pintura, haciéndonos sentir la soledad, las  
aglomeraciones y las presencias invisibles, esas que todos ocultamos tras los muros,  
paredes y ventanas donde habitamos. Ahí está con su pintura, como ella misma dice:  
Ingrid Fugellie, lápiz en mano, luz en los ojos.

     



                                                                                                                                                              Andrea Montiel

                                                                                Texto de la exposición en la Galería Los cuatro gatos,
                                                                                                                            y reportaje de Televisa en la serie,
                                                                                                                                       Creadores de la Forma  1988
Andrea Montiel Rimoch
Andrea Montiel Rimoch
Taller Tinta Libre
Biografías
Eventos
Colaboraciones
Page by Domingo