Designed by Domingo
                                                  EL LEGADO SEFARADÍ
                                                                   de WILLIAM SAMELSON















ANTECEDENTES DEL ROMANCE

Las noticias mas remotas de poesía lirica originarias de la Península Ibérica nos llegan de mediados del  
siglo IX aproximadamente, y proceden de la provincia de Andalucía. Durante esa época todavía  
prevalecía la coexistencia pacifica entre cristianos, moros y hebreos. Esta poética, producto de tres  
pueblos, tuvo sus comienzos partiendo quizá de un género especial de poesía lirica de carácter amoroso y  
su valor residía precisamente en la yuxtaposición de las diferentes lenguas.  Era una síntesis de las  
culturas complementarias que mas tarde darían vida al desarrollo del romance español.

El romance en sus comienzos surgió como una tonada o lirica destinada a ser recitada o cantada,  
transformándose poco apoco y tomando diversas expresiones hasta dar origen a la poesía heroica, de la  
cual emanan los romances mas antiguos, siendo estos fragmentos de poemas épicos de una mayor  
dimensión y que habían sido cantados por toda España durante la edad media. En el siglo XVII hubo una  
ligera disminución en la vena creativa de los romances históricos en España y solo sobresale la obra de  
francisco de Quevedo y de Lope de Vega. Sin embargo y a pesar del transcurso del tiempo, el romance  
siguió latente en el pueblo a través de la tradición oral y de algunos poetas.

LOS ROMANCES SEFARADÍES

La tradición popular conservada por los judíos españoles sefarditas tiene excepcional valor, puesto que  
exceptuando muy pocos romances modernos tomados del antiguo testamento o de ritos y ceremonias de  
la ley judaica, los restantes, se remontan a la grande emigración de 1492.  Los sefardíes grabaron un  
memorial eterno en sus corazones y para las futuras generaciones, al inmortalizar aquellos recuerdos de  
España que conocían y amaban: la España antes de la inquisición. Los temas del romance sefardí también  
sufren alteraciones. Los exiliados rechazan aquellos aspectos del romance cristiano que les pudieran  
recordar las angustiosas experiencias vividas en el antiguo hogar, evitando también asuntos que no eran  
compatibles ni en lo religioso ni en lo ético con sus costumbres ancestrales.   Es en estas nuevas  
canciones, que a partir de entonces se conocieron como romanzas, donde encontramos el sentimiento de  
añoranza por la tierra que los había repudiado.  La cultura sefardí había recibido su primer golpe  
demoledor de manos de la inquisición española y portuguesa, y la subsiguiente expulsión de la península.  
Un segundo y contundente golpe fue la emigración masiva a las Américas y a otras partes, una dispersión   
que desarraigo a los sefardíes en mayor grado, colocándolos en un marcado aislamiento entre pueblos  
extranjeros y bajo circunstancias adversas. El renacer de Israel en el año de 1948 señala un  
resurgimiento en la actividad intelectual sefardí.  Muchos hebreos, entre ellos multitud de sefardíes de  
todos los rincones de la tierra, convergieron en el recién creado Estado de Israel. Allí, el sefardí pudo  
nuevamente permitirse la magnanimidad de dar rienda suelta al sentimiento nostálgico por la península,  
por España, con su cultura popular, su encanto geográfico, y esa atracción magnética que ha mantenido y  
aun conserva sobre el pueblo judeoespañol, expulsado y desterrado en 1492.  Esta efusión de atraccion y  
afecto se acentua con el renacer de actividades de investigación cultural orientadas al redescubrimiento  
del romancero sefaradí con sus textos poéticos y sus bellas romanzas cantadas.


NOTAS SOBRE EL LADINO

Hablemos ahora del ladino o judezmo, idioma que sobresale de manera importante en las romanzas  
contenidas en el libro que hoy a ustedes se presenta. Después de la expulsión de los judíos de España, el  
ladino se convierte en un sinónimo de español.  El termino se deriva dela palabra "latino",                     .  
que significa español, el lenguaje de la tierra de los judíos sefardíes, es decir, Sefarad, tal´                   .  
como se le llamaba en el antiguo hebreo a la península española. El ladino retuvo una             .  
preponderancia de las expresiones castellano-españolas, así como  arcaísmos  españoles                              .  
del periodo anterior a la expulsión.  Antes del siglo XIX se escribía con caracteres hebreos,                  .  
pero en los comienzos del siglo pasado, aparece también escrito en caracteres latinos. Entre                    .  
los romances versificados, las romanzas  cantadas y  las  prosas  del  libro,  se  encuentra                             .  
una apreciable porción que contiene voces en ladino.

Del romancero sefaradí, daremos un ejemplo a través de la lectura del romance  "Galana Y  
Galana", el cual se basa en un suceso inusitado pero de la vida real y que además esta narrado en prosa  
con multitud de expresiones ladinas.

EL ROMANCE EN TURQUÍA

De origen más tardío, posterior a la expulsión de España, son los romances que se confeccionaron y  
cantaron en Turquía. Algunos son refundiciones de romances judeoespañoles más antiguos, que  
adquieren características adoptadas de la tradición turca, e intercalan vocablos tomados a veces del  
turco, del francés, del griego, del italiano o de otros idiomas. En una apreciable cantidad de estos  
romances destaca la expresión sencilla y la aparente trivialidad humorística proveniente del pueblo y que  
con seguridad son parte intrínseca del legado judeo-hispano.  Los romances de origen turco, también  
cantan a la nostalgia y los recuerdos de los tiempos en que se vivía bajo el mando musulmán.

LA MÚSICA SEFARADÍ

En cuanto a la música que acompaña a los romances, data desde el canto litúrgico, el cual se remonta a los  
tiempos de dos grandes reyes: David y Salomón. Con el tiempo, la liturgia original fue aumentada y  
motivada por los sucesos de significado histórico en la vida de los israelitas, quienes con razón, le rogaban  
o exaltaban al todopoderoso.

Las romanzas que se originaron durante la edad de oro del judaísmo peninsular contienen aspectos  
de alegría y exaltación y reflejos de la era gloriosa pre-colombina.  No obstante, en estas tonadas también  
hay motivos musicales llenos de tristeza.  Estos últimos conmemoran los tiempos sombríos de  
persecución y aflicción.

Por dos milenios, aproximadamente, la música hebrea ha sido transmitida oralmente.  La  
preservación de estas viejas melodías por los judíos peninsulares nos ayuda hoy, a que se pueda hacer  
una conjetura general en lo que concierne al sonido de la liturgia cantada  en el gran templo de Jerusalén.   
A pesar de las influencias subsiguientes, la línea melódica del canto básico sefaradí no se aparta  
radicalmente de la música que se escuchaba en los rituales religiosos durante los tiempos del gran  
templo, sobre todo cuando se tiene en mente el amor que profesaba el hispano-hebreo al mantenimiento  
de las tradiciones antiguas.

Interesantes son las letras de algunas romanzas que han sido musicalizadas y se interpretan  
frecuentemente por cantores sefaradíes y encontramos en las siguientes páginas del libro:

1) Los Bíblicos (Pag 217)
2) Avre Este Abajour  (Pag 219)
3) Durme Mi Angelico  (Pag 247)
4) Avre Tu Puerta Cerrada (Pag 206)
5) Yo M'enamorí D'un Aire (Pag 218)
 

EL ROMANCERO SEFARADI

Actualmente se continua con la tradición musical litúrgica sefaradí, y han surgido cantantes de romanzas  
populares sefaradíes, que además ofician como cantores de music religiosa en los templos:  Yeroham  
Gaon, Jo Amar, Rafael Yairisaac Behar y Yosef Bichachi entre otros. En cuanto al romancero sefaradí,  
que revivió en Israel el finado musicólogo Yitzhak Levy, originario de Turquía, destacan cantantes  
operísticos como: Isaac Salinas, Nico Castel, Victoria De Los Angeles y Rosa Rimoch. Precisamente en la  
voz de Rosita, escucharemos tres de las más bellas romanzas que se han escrito, dos con tema de amor:  
La Matica De Rudha  y  El Novio No Quere Dinero y una muy conocida por todos nosotros y que  
precisamente esta referida a la separación o des partición de los judíos de España: Adió Querida. Adió  
Querida es una romanza que alude en forma simbólica a la reina Isabel, la católica, y a su insensibilidad,  
dureza y falta de cariño hacia sus súbditos judeoespañoles, por haber firmado el edicto de expulsión.  Esto  
es notable en los versos que dicen:


Tu madre cuando te parió,
y te quitó al mundo,
corazón ella no te dio,
para amar segundo.

y también se refiere a España en los versos que dicen:

Adió, adió querida,
non quero la vida
me l'amargatesh tú.

400 años después, el compositor italiano, Giuseppe Verdi, se basó en este bello tema musical para  
componer el tema del aria Addio del pasato en el acto final de su opera "La Traviata".  Escuchemos estas  
romanzas en la voz de Rosita Rimoch.














(Y mi madre Rosita, acompañada al piano por mi padre Armando Montiel cantó espléndidamente aquella  
noche de noviembre en el Templo Hebreo Sefaradí de la Ciudad de México…)

                                                                                                                               palabras de Andrea Montiel
                                                                                                                                     en la presentación del libro
                                                                                                                                                       noviembre 1992
Andrea Montiel Rimoch
Andrea Montiel Rimoch
Taller Tinta Libre
Biografías
Eventos
Colaboraciones
Page by Domingo