Designed by Domingo
EL TEATRO DEL MUNDO EN LA PINTURA DE  LUIS FILCER
















La obra que surge de los pinceles de Luis Filcer está inspirada en su fundamental interés  
por el ser humano y el mundo que todos compartimos.  En sus lienzos da vida a hombres  
y mujeres en sus múltiples manifestaciones, nos confronta con la soledad e incapacidad de  
comunicación, con la ausencia de valores y una infinidad de contradicciones, complejos y  
banalidades, que a fin de cuentas terminan por empobrecer la vida espiritual y el alma  
humana.

   Sus cuadros son resultado de una profunda disciplina en la observación de lo que Filcer  
llama "el drama de la vida", es decir, de las situaciones que lo circundan y de los contrastes  
inherentes a la existencia.  Su expresión plástica puede considerarse como pintura de  
denuncia, ya que a través de ella censura la injusticia, la violencia, el hambre y el sucio  
manejo del poder político y económico.

   Luis Filcer ha recorrido infinidad de temáticas,  siempre con la intención de mostrar sus  
inconformidades, sus gozos y la filosofía de vida que posee.  Así, representa a la injusticia a  
través de la figura y obra literaria de "El Proceso" de Kafka.  Al militarismo,  
condecorándolo por las muertes que provoca.   A la verdad, como una bella mujer  
desnuda que es deformada por los ojos y acciones de quienes aparentemente la sustentan.    
A la vida, como una serie de compartimientos de tren cuyo punto de partida es conocido y  
donde cada vagón de viajeros permite todas las comunicaciones e intercambios pero en  
eterno contraste: riqueza-pobreza, juventud-vejez, genialidad-fantasía, vida-muerte.

   Para valorar sus propios sentimientos, Filcer pinta al artista y sus modelos.  Descompone  
su yo, vive en los personajes que inventa, actúa a través de ellos y termina por descubrirse  
a sí mismo y darse cuenta que todo ser humano posee multitud de rostros.  Por ello, le  
inquietan los espejos, esos objetos que participan de las imágenes que al ser reflejadas, sin  
remedio sufren una transformación convirtiéndose en lo que él llama una "segunda  
realidad". A través del espejo el hombre se mira distinto de lo que es, como se quisiera ver.   
El espejo no es otra cosa que un reflejo de sus deseos, sus frustraciones e ideales.

   El mundo en la pintura de Luis Filcer es un teatro donde existen todas las  
representaciones. Los actores toman vida por medio de sus papeles cambiantes y los  
espectadores a su vez están en ese teatro del mundo proyectándose, identificándose y  
recreando toda situación que enferma y a la vez alivia el malestar humano.  Muchas de  
las facetas de la existencia son contempladas en sus cuadros, desde lo sublime a lo  
grotesco, desde lo reprobable hasta aquello digno de alabanza.


                                                                                                                    Andrea Montiel
                                                                           Texto para el catálogo de su exposición en:
                                                                   Museo de Arte Moderno de la Ciudad de Toluca
                                                                                     y el Instituto Mexiquense de Cultura
                                                                                                                        febrero de 1991



                                                                                 Traducción al inglés:

THE THEATER OF THE WORLD IN THE ART OF LUIS FILCER
The world that emanates from the brushes of Luis Filcer is inspired by his basic interest in the human being  
and the world we share. In his work he creates men and women in their diverse aspects; he confronts us  
with loneliness and the inability to communicate, with the lack of values and endless contradictions,  
complexes and banalities which eventually manage to impoverish all spiritual life and the human soul.

His paintings are the result of a profound discipline of observing what Filcer calls "The drama of life", that is,  
of the situations that surround him and the contrasts inherent to our very existence. His plastic expression  
can be considered a form of denunciation, since he uses it as a platform to censure injustice, violence, famine  
and the filthy handling of political and economic power.

Luis Filcer has gone through infinity of topics, always with the intention of showing his nonconformities, his  
joys and his philosophy of life. Thus, he represents injustice through the figure and literary work of Kafka's  
"The Trial"; he represents militarism decorating it for deaths it inflicts; truth as a beautiful naked woman  
who is disfigured in the eyes and by the actions of those who pretend to sustain her; life as a series of train  
compartments whose point of departure is known and where every passenger car makes all  
communications and interchanges possible, yet in eternal contrast: wealth/poverty, youth/old age,  
life/death.

In order to appraise his own feelings, Filcer paints the artists and his models. He breaks down his ego, lives  
in the characters he invents, acts through them and winds up by discovering himself and realizing that every  
human being has a multitude of faces. That is why he is upset by mirrors, these objects which share in the  
images that, on being reflected, irremediably undergo a transformation, turning into what he calls a "second  
reality". Through the mirror, man looks at himself not as he is, but as he would like to see himself. The  
mirror is nothing but a reflection of his desires, his frustrations and his ideals.

The world in the art of Luis Filcer is a theater where all representations exist. The actors come to life through  
their changing roles and the spectators, in turn, are in this theater of the world projecting themselves,  
identifying themselves and recreating every situation that brings on sickness and at the same time heals it.  
Many of the existence are contemplated in his paintings from the sublime to the grotesque and from the  
reprehensible to what is worthy of praise.


                                                                                                                                                                   Andrea Montiel
Andrea Montiel Rimoch
Andrea Montiel Rimoch
Taller Tinta Libre
Biografías
Eventos
Colaboraciones
Page by Domingo